TodOpera

Agrippina. Haendel


 

Libreto del Cardenal Vincenzo Grimani

Estreno en S. Giovanni Crisostomo de Venecia, el 26 de diciembre de 1709 con el siguiente reparto:

Margherita Durastanti, soprano (Agrippina); Diamante Maria Scarabelli, soprano (Poppea); Valeriano Pellegrini, castrato soprano (Neore); Giuliano Albertini, alto castrato (Narciso); Francesca Maria Vanini-Boschi, alto (Ottone); Antonio Francesco Carli, bajo (Claudio); Nicola Pasini, bajo (Lesbo); Giuseppe Maria Boschi, bajo (Pallante)

PERSONAJES:

Agrippina, esposa del emperador (soprano)
Poppea, romana ilustre (soprano)
Nerone, hijo de Agrippina (soprano)
Giunone, diosa, esposa de Júpiter (mezzosoprano o contralto)
Narciso, liberto (mezzosoprano o contralto)
Ottone, romano ilustre (mezzosoprano o contralto)
Claudio, emperador romano (bajo)
Lesbo, siervo de Claudio (bajo)
Pallante, liberto (bajo)

EPOCA Y LUGAR: Roma

SINOPSIS

Acto I:

Aposentos de Agrippina: Agrippina ha recibido la noticia de que su segundo esposo, el emperador Claudio, de combate en Inglaterra, ha muerto en una tempestad, y comunica a su hijo Nerone, de su primer matrimonio, su intención de coronarlo emperador. Le aconseja que se granjee el cariño del pueblo repartiendo dinero, y Nerone se lo agradece. Luego llama sucesivamente a dos libertos, Pallante y Narciso, cuya pasión por ella conoce, y tras insinuarles que son correspondidos, les comunica la situación y les encarga que reúnan a los senadores en el Capitolio para proclamar a Nerone emperador, y que agiten al pueblo en su favor. Una vez sola, Agrippina expresa su fe en el triunfo de sus planes.

Plaza del Capitolio, con trono: Nerone distribuye regalos a la multitud que le rodea y finge que se compadece de sus penas. Pallante y Narciso cumplen el encargo de Agrippina. Ésta proclama la muerte de Claudio y pide que se elija como sucesor a su hijo Nerone. Madre e hijo ascienden al trono, pero entra Lesbo, criado de Claudio, anunciando que éste ha sido salvado de morir ahogado por Ottone. Contrariada por la noticia, Agrippina finge alegrarse. Entra entonces Ottone contando cómo ha sido el artífice de la salvación de Claudio y cómo éste la ha prometido por ello la sucesión al trono. Al quedar solo con Agrippina, Ottone le confía que ama a Poppea. Ella promete ayudarle.

Aposentos de Poppea: Ante el espejo, Poppea se adorna con joyas mientras canta su belleza y se regocija por ser amada por Ottone, Claudio y Nerone. Lesbo pondera el amor que Claudio le profesa; Poppea finge que le corresponde y Lesbo dice a Poppea que el emperador quiere visitarla por la noche, sin saber que Agrippina, escondida, está oyendo todo. La emperatriz se descubre, hace creer a Poppea que Ottone la ha traicionado y le recomienda que provoque los celos de Claudio. Una vez sola, Poppea se lamenta de que Ottone prefiera el trono a su amor, pero no se resigna. Llega Claudio, que advierte la preocupación de Poppea. Esta le hace creer que le ama pero que Ottone, desde que sabe que va a reinar, trata de impedir su amor, y hace prometer a Claudio que revocará su nombramiento de Ottone como sucesor. Claudio continua con sus requerimientos amorosos mientras Poppea le esquiva esperando que Agrippina acuda a salvarla. Esta llega al fin, y Poppea le agradece su amistad y jura vengarse de Ottone.

 

Acto II:

Calle de Roma engalanada para la llegada triunfal de Claudio: Narciso y Pallante descubren que han sido engañados por Agrippina y deciden ser sinceros uno con otro. Aparece Ottone, y confirma que desea más a Poppea que al trono. Se encuentra con Agrippina Nerone y Poppea que van con su séquito, y se dirige a Poppea expresándole su amor. Ella contesta indignada. Llega Claudio, y recibe el homenaje de Agrippina, Nerone, Poppea y Pallante, pero rechaza a Ottone y le condena a muerte por traición. Ottone, rechazado por todos, se lamenta de su mala suerte.

Jardín con fuente: Poppea siente remordimientos por su actitud con Ottone. Al verle, finge que duerme y que en sueños le acusa de traidor, y luego que se despierta y habla sola, pero sabe que él la escucha. Ottone hace comprender a Poppea que él la ama y que ha sido engañada por Agrippina Poppea decide vengarse de Agrippina. Llega Nerone, perdidamente enamorado de Poppea, ella le admite en sus aposentos, y él cree que ya la ha conseguido.

Aposentos de Agrippina: Agrippina se reprocha haber dicho demasiado a Narciso y Pallante, lo que le hace temer el fracaso de su plan. Entra Pallante y declara de nuevo su amor por Agrippina. Ella le pide que asesine a Pallante y a Ottone, y le hace creer que obtendrá una recompensa por ello. Se repite la escena con Narciso, a quien pide que mate a Pallante y Ottone. Luego comunica a Claudio su inquietud, le hace ver la amenaza que para él representa Ottone y le presiona para que designe a Nerone como sucesor. Claudio accede.

 

Acto III:

Aposentos de Poppea: Poppea prepara su venganza contra Agrippina. Esconde a Ottone tras una puerta. Llega Nerone, y Poppea finge temer la llegada de Agrippina y lo esconde tras otra puerta. Llega Claudio, y Poppea le hace creer que es Nerone y no Ottone el que trata de impedir su amor por el emperador. Claudio se queda hecho un lío, pero jura venganza. Luego descubre a Nerone y le expulsa de su presencia. Poppea teme la reacción de Agrippina, pero Claudio la tranquiliza. Poppea y Ottone se declaran mutuamente su amor.

Salón imperial: Nerone cuenta a Agrippina cómo ha sido engañado por Poppea y expulsado por Claudio, y la emperatriz recomienda a su hijo que renuncie a Poppea. Narciso y Pallante cuentan a Claudio los ardides de Agrippina para poner a su hijo en el trono en su ausencia. Agrippina se justifica diciendo que sólo pretendía proteger el trono, y le asegura su fidelidad a él. A su vez acusa a Poppea de querer favorecer a Ottone, que la corteja. Para aclarar las cosas, Claudio llama a todos ante su presencia. Ordena a Nerone que se case con Poppea y nombra sucesor a Ottone, pero Nerone dice que prefiere el trono de Roma, y Ottone que prefiere a Poppea, ante lo cual Claudio decide nombrar emperador a Nerone y que Poppea se despose con Ottone. Todos se reúnen en el jubiloso coro final cantando al Tíber y al Amor

DISCOGRAFÍA

 

Año 1983 1991 1997 2004
Director Christopher HOGWOOD Nicholas McGEGAN John Eliot GARDINER Jean-Claude MALGOIRE
Agrippina Margarita Zimmermann Sally Bradshaw Della Jones Veronique Gens
Claudio Günter von Kanen Nicholas Isherwood Alastair Miles Nigel Smith
Nerone Martin Dupuy Wendy Hill Derek Lee Ragin Philippe Jaroussky
Poppea Carmen Balthrop Lisa Saffer Donna Brown Donata D'Annunzio Lombardi
Ottone Bernadette Manca di Nissa Drew Minter Michael Chance Thierry Grégoire
Pallante Giorgio Surjan Michael Dean George Mosley Bernard Deletré
Narciso Derek Lee Ragin Ralf Popken Jonathan Peter Kenny Fabrice di Falco
Lesbo Orazio Mori Bela Szilagyi Michael Chance Julian Clarkson
Giunone Cinzia de Mola Gloria Banditelli Anne Sofie von Otter -
Orquesta O. Giovanile del Veneto "Pedrollo" de Vicenza Capella Savaria English Baroque Soloists La Grande Ecurie et la Chambre du Roy
Otros datos La Fenice (en directo), 17/09/1983- Mondo Musica, 3CD, ADD Harmonia Mundi, 3CD, DDD, 1992 Philips, 3CD, DDD, 1991. Théâtre de Tourcoing, marzo 2003 (en directo) - Dynamic, 3CD, DDD, 20004

ALGUNAS NOTAS SOBRE AGRIPPINA

El magnífico libreto de esta ópera fue escrito, como hemos visto, por el cardenal Vicenzo Grimani, éste pertenecía a una noble familia veneciana, poseedora del Teatro de San Giovanni Crisostomo, y era virrey de Nápoles. Agrippina era una mezcla entre comédia y sátira que describía las maniobras de Agrippina hasta ver coronado a su hijo Nerón como emperador romano.

Agrippina es considerada como la primera obra maestra del compositor en el campo de la ópera, de hecho fue representada 27 veces consecutivas tras su estreno, algo de lo que no había precedentes, y se representó también en Nápoles (1713), Hamburgo (1718) y Viena (1719), lo sorprendente es que éste tenía tan solo 24 años cuando la compuso durante su tercer año de estancia en Italia. Sin embargo la música que integra esta ópera no fue compuesta originariamente para ella, de sus 48 números musicales, 41 son autopréstamos que proceden de obras anteriores, incluso hay algunos que provienen de Mathesson y Keiser, el que fuera director de la Ópera en Hamburgo cuando Haendel tocaba en su orquesta, así, Hogwood, afirma "Agrippina es la primera demostración de su genio que logró un éxito total; es un resumen, más que la cima, de sus composiciones en Italia".